Hungría pide a UE dividir costo de valla fronteriza contra los inmigrantes

(LaRed21) – El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, considera que debe ser la Unión Europea quien asuma al menos el 50% de los gastos de protección fronteriza de Hungría. Dicha protección se materializa en una valla en la frontera con Serbia, cuyo presupuesto asciende a un total de 883 millones de euros.

Orbán envío una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que reclamó a la UE la cifra de 400 millones de euros, argumentando que “la solidaridad europea también debería mostrarse en la práctica”.

“La protección de las fronteras europeas costó unos 883 millones de euros (1.051 millones de dólares). En los dos últimos años Hungría ha asumido esta enorme carga sola. Es hora de que prevalezca la solidaridad europea (…)”, expresa el texto.

El primer ministro argumentó que las cercas levantadas en 2015 en la frontera con Serbia y Croacia prácticamente han eliminado el flujo migratorio a través de Hungría, protegiendo así al resto de Europa.

“(…) Con la construcción del muro y el despliegue y formación de tres mil vigilantes nuestro país está protegiéndose a sí mismo y a toda Europa contra el torrente de inmigrantes ilegales. No es una exageración decir que la seguridad de los ciudadanos europeos ha sido financiada por los contribuyentes húngaros”, detalla.

“Estamos de acuerdo en que la solidaridad es un principio importante de la comunidad europea. Cuando Hungría tuvo que proteger las fronteras comunes actuó inmediatamente sin pedir ayuda. Espero, en el espíritu de solidaridad, que la Comisión Europea, en nombre de los Estados Miembros, reembolse la mitad de esos gastos extraordinarios en un futuro cercano”, concluye la petición.

El ministro de Gobernación, János Lázár, por su parte afirmó que Hungría “está protegiendo a todos los ciudadanos de Europa de la inundación de inmigrantes ilegales”.

Hungría comenzó a construir vallas fronterizas en su frontera con Serbia en 2015, durante el apogeo de la crisis migratoria, sin el apoyo de la UE. El país ha mantenido una línea muy dura en contra de los refugiados. No se apegó a los programas de reubicación de refugiados que la UE impulsó en los países europeos y optó por políticas y leyes contra los refugiados: vigilancia extrema, detención, retención y penas de cárcel de hasta 5 años por cruzar la frontera.

Estas medidas han sido fuertemente criticadas por países de la UE, así como por organizaciones internacionales y ONG.

Respuesta de la UE

Este viernes uno de los portavoces de la Comisión Europea Alexander Winterstein respondió que el bloque no tiene intención de aportar fondos para construir vallas en las fronteras de Hungría.

“Apoyamos medidas para proteger las fronteras, sean medidas de vigilancia o equipamiento para el control fronterizo, pero no financiamos la construcción de vallas”, aseveró Winterstein.

A su vez le recordó a Orbán que la “solidaridad tiene dos caras”. “No debemos olvidar que la solidaridad es una vía de doble sentido. La solidaridad no funciona a la carta, tomando un plato como la gestión de fronteras y rechazando otro como las decisiones de reubicación que adoptó el Consejo Europeo”, expresó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s