Japón se arma: Tokio se apresura para dotarse de misiles interceptores

(Sputnik) — Japón se propone adquirir lo más pronto posible los misiles interceptores SM-3 Block IIA y PAC-3 MSE para protegerse de proyectiles balísticos.

“La adquisición y el despliegue de los misiles SM-3 Block IIA están previstos para el año 2021”, señala el departamento militar japonés en la nueva edición anual de su Libro Blanco de Defensa que califica como “amenaza creciente” a Corea del Norte.

Los misiles SM-3 Block IIA, desarrollados por EEUU y Japón, serán parte del sistema de combate Aegis con que ya cuentan cuatro buques de guerra japoneses y que será emplazado en otros cuatro en 2020.

En cuanto a los misiles PAC-3 MSE, son una versión modernizada de los Patriot ya desplegados en Japón y que duplicará su alcance.

Corea del Norte realizó en lo que va de este año 11 pruebas de misiles balísticos, algunos de los cuales cayeron en el mar del Este dentro de la zona económica exclusiva de Japón.

En 2016, Pyongyang llevó a cabo más de 20 ensayos similares, además de la cuarta y la quinta pruebas nucleares, pese a las prohibiciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Las islas Kuriles

Japón vigilará las actividades de los militares rusos en las Kuriles del Sur que Tokio disputa, según expresa el “Libro blanco” del Ministerio de Defensa nipón para 2017.

“Es necesario observar las tendencias de las Fuerzas Armadas de Rusia en el Lejano Oriente, incluyendo los territorios norteños”, señala el documento.

Los japoneses denominan “territorios norteños” a cuatro islas del archipiélago de las Kuriles del Sur: Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai.

En particular, recuerda el Ministerio de Defensa de Japón, durante el encuentro ruso-nipón en el formato “2+2” de cancilleres y titulares de Defensa, Tokio puso a debate el tema sobre el emplazamiento de misiles antibuque y tropas rusas en las Kuriles del Sur.

Rusia y Japón siguen sin firmar un tratado de paz desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945, ya que Tokio condiciona su firma a la devolución de cuatro islas del archipiélago de las Kuriles alegando el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que suscribió con Rusia en 1855.

Moscú, a su vez, señala que estos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética tras la Segunda Guerra Mundial en virtud de acuerdos internacionales y que Rusia asumió la soberanía de dichos territorios como sucesora legal de la URSS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s