Brasil: Diputados votan para autorizar la denuncia por corrupción en contra de Temer

(LaRed21) – Comienza una nueva semana decisiva para Michel Temer. Este martes el Congreso de Brasil reiniciará sus actividades tras la pausa legislativa de julio.

La Cámara de Diputados deberá retomar la responsabilidad que le quedó pendiente y decidir si autoriza a la Corte Suprema a instaurar un juicio penal contra el mandatario Michel Temer, acusado de corrupción por la Fiscalía General.

La denuncia ya fue rechazada por la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara baja que por una muy amplia mayoría recomendó que el proceso sea archivado. Ahora será el turno del pleno de los diputados quien deberá debatir en base al informe del diputado instructor del caso que recomienda que se rechace la demanda penal contra el jefe de Estado.

La votación, que será definitiva para este caso está planeada para llevarse a cabo el miércoles. Para avanzar y que la Corte Suprema pueda iniciar un juicio penal contra Temer la denuncia debe ser respaldada por una mayoría de dos tercios de los miembros, es decir por al menos 342 de los 513 diputados.

Temer se convirtió en el primer presidente en funciones de Brasil en ser denunciado por corrupción pasiva por la Fiscalía. La denuncia se fundamenta en los testimonios prestados a la Justicia por directivos del grupo cárnico JBS, principalmente la de Joesley Batista, quien confesó que le pagaron sobornos a Temer desde 2010 a cambio de favores políticos y que lo siguieron haciendo incluso cuando ya ejercía la Presidencia. Bastista presentó entre otras pruebas una grabación en la que se escucha a Temer avalar un soborno para el ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha para que guarde silencio desde la cárcel, donde se encuentra preso por corrupción.

A pesar de las denuncias en su contra y su baja aprobación Temer todavía mantiene una mayoría en el Congreso lo que hace poco probable que se pueda alcanzar la cifra necesaria para que la Corte Suprema abra un juicio en su contra.

En caso de que eso suceda Temer sería suspendido de sus funciones durante los 180 días que duraría el proceso y su vacante sería cubierta por el jefe de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia. De ser finalmente condenado por la justicia Temer perdería definitivamente su cargo y Maia tendría 30 días para convocar elecciones indirectas en las que los legisladores elegirán a la persona encargada de finalizar el mandato iniciado por Dilma Rousseff en 2015.

Campañas a favor y en contra

Desde que se presentó formalmente la denuncia de la Fiscalía Temer trabaja en una campaña interna para asegurar votos en la Cámara de Diputados y evitar que el caso siquiera llegue a la Corte Suprema.

Según informa la prensa local y denuncia la oposición Temer se encargó durante este tiempo de distribuir cargos entre los partidos aliados a su Gobierno.

Además pese a la grave crisis fiscal del país autorizó la liberación (tan solo en junio) de 2.100 millones de reales (unos 656,2 millones de dólares) en partidas del Presupuesto para proyectos de legisladores oficialistas en sus bases electorales, en lo que se traduce en una clara maniobra de “compro de votos”.

En la noche del domingo, a horas del inicio del debate en Diputados Temer se reunió con los voceros de los partidos que lo apoyan y con varios de los parlamentarios fieles a su gobierno para decidir la estrategia en el día de la votación, informó la prensa brasileña.

A principios de julio artistas y comunicadores de Brasil se organizaron para lanzar una campaña de “presión” sobre los diputados para que Temer sea juzgado. La campaña “342 ahora” incluye una plataforma que permite controlar la intención de voto de cada uno de los diputados y, en unos pocos clics, enviar correos electrónicos, tweets, mensajes, a los mismos, así como acceder a la red social de cada parlamentario para cargar su posicionamiento.

Desde la web se invita a hacer presión sobre los diputados indecisos y en contra de la investigación a Temer, mientras se invita a brindar a apoyo a aquellos que sí están a favor de que el mandatario sea juzgado.

Temer necesita el apoyo de 171 para archivar la denuncia y según los datos de la prensa alcanzaría sin problemas esa cifra aunque quedaría en evidencia que ha perdido un fuerte apoyo desde que asumió el poder tras la destitución de Dilma.

La oposición por su parte también trabaja para lograr alcanzar los 342 votos que necesita para que Temer sea juzgado y busca seguir sumando apoyos luego de la fuerza ganada tras la denuncia presentada por la Fiscalía.

Algunas formaciones oficialistas como el Partido Socialista Brasileño (PSB) ya anunciaron su ruptura con el gobierno desde la divulgación de la grabación de Temer, mientras que dentro del mayor aliado de Temer en el Congreso, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) hay divisiones y varios de sus diputados amenazan con votar por la apertura del juicio, sobre todo después de haber logrado aprobar la reforma laboral que atenta contra los derechos de los trabajadores, que era una de las principales prioridades del partido. Aún falta aprobarse la reforma de pensiones, que es otra de las iniciativas del gobierno que puede hacer que los diputados del PSDB sigan respaldando al mandatario impopular.

De todas maneras la oposición evalúa la posibilidad de no comparecer a la votación del próximo miércoles para que la misma no pueda ser abierta por falta de quórum, mientras buscan el respaldo que les falta para juzgar penalmente a Temer.

El presidente de la Cámara por su parte ya anunció que abrirá la sesión para votación de la denuncia cuando el quórum supere los 342 diputados.

“Fora Temer, Diretas já”

Por su parte el Frente Brasil Popular llama a manifestarse en todo el país el día de la votación de la denuncia de Temer en el Congreso. Según informa Brasil de Fato la intención es levantar la bandera de la celebración de elecciones “Directas Ya”, y presionar a los parlamentarios para que no apoyen a Temer.

En São Paulo, el acto fue bautizado como “Vigilia por el Impeachment de Temer” y tiene concentración a partir de las 15 horas, en la Avenida Paulista.

Además de intentar ejercer presión sobre los legisladores y pedir por la salida de Temer, los manifestantes buscarán dialogar con la población sobre la reforma jubilatoria, que es la única reforma del plan neoliberal de Temer que aún no ha sido aprobada en el Congreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s