Uruguay: Marihuana estatal tiene escaso THC y podría no tener efectos psicoactivos

(LaRed21) – La marihuana estatal tendrá entre 2% y 4% de tetrahidrocannabinol (THC) y 7% de cannabidiol (CBD), y podría tener pocos o nulos efectos psicoactivos sobre en lo consuma.

Según contaron a LARED21 dos autocultivadores (cuyos nombres prefirieron mantener en el anonimato), la marihuana que se está sembrando puede llegar a tener -dependiendo del clima y de las condiciones en que se cultive- entre el 4% y el 10%, y algunas variedades que se están trayendo al país -de forma legal e ilegal- podrían tener mucho más que eso.

En tiendas de semillas de marihuana en internet (con sedes en otros países) se pueden encontrar variedades sumamente cargadas de THC, como una planta, cruce de las variedades Amnesia y Kali Mist, que tiene 27.12%. Según publica CNN, el promedio de THC contenido en la marihuana confiscada en Colorad, EE.UU., en los 90’s, era de 3.7%, mientras que en 2013 era de 9.6%, y hacia 2014 aumentó a 12%.

La presidenta de la Sociedad de Endocannabinología del Uruguay, Raquel Peyraube, explicó al diario El Observador que la marihuana que el Estado venderá en farmacias “no pega nada”. “Es una pena que la ley se haya peyorizado de esta manera, porque en los papeles era buena. Esto responde a la lógica sanitarista y puritana del Ministerio de Salud Pública (MSP), que en definitiva viene del presidente Tabaré Vázquez, que es oncólogo”, agregó explicando que el CBD neutraliza los efectos psicoactivos del THC.

Cóctel químico natural

La marihuana tiene 500 compuestos químicos que han sido detectados hasta ahora. En su estado natural, adherida a la planta, la flor de la marihuana tiene ácido tetrahidrocannabinólico, el cual luego se convierte en THC, según publican la revista científica Journal of Pharmacy and Pharmacology y la Librería Nacional de Medicina del Instituto Nacional de Salud de EE.UU.

El compuesto psicoactivo predominante es el tetrahidrocannabinol (THC), pero también tiene cannabinol (CBD), tetrahidrocannabivarina (THCV), que tienen efectos distintos a los del THC, y también actúan en el sistema nervioso.

Otros compuestos están siendo usados en investigaciones médicas, como el cannabigerol (CBG), con facultades antibióticas y para reducir la presión intraocular; el cannabicromero (CBC) que posee efectos antiinflamatorios y sedantes.

Los consumidores de cannabis de forma recreacional lo hacen por sus efectos físicos y psíquicos, como cambios en la percepción del entorno, euforia, mejora del estado de ánimo, aumento del apetito y las famosas sensaciones de estar “colocado” o “elevado”, como dicen popularmente los usuarios habituales.

Entre los efectos secundarios menores están la pérdida de memoria a corto plazo, sequedad bucal, reducción de la capacidad y reacción motora, ojos enrojecidos y -en algunos casos- sensaciones de paranoia y ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s