Copa Confederaciones: Alemania completa su verano perfecto y se consagra campeón

(OK Diario) – Un verano de oro con dos generaciones teóricamente secundarias. Alemania se proclamó campeona de la Copa Confederaciones después de derrotar a Chile en la final con un solitario gol de Lars Stindl. Una selección que renunció a muchos de sus grandes jugadores ha encontrado en un combinado sub-23 a un grupo de campeones, a la altura del título del torneo en el que se estrena en el palmarés.

Una puesta en escena magnífica del combinado dirigido por Juan Antonio Pizzi. Chile realizó 20 minutos prácticamente inmejorables a través de su intensidad, llegada y riesgo en cada toque. Esto último acabó traicionándoles sin haber logrado hasta entonces estrenar el marcador de la final.

Vidal y Aranguiz habían fallado dos claras, y una pérdida clamorosa de Marcelo Díaz en salida fue aprovechada por Werner, que a su vez cedió a Stindl para que pusiera el 1-0 en el luminoso. No lo había merecido Alemania, pero ya estaba por delante en el marcador. El plan de Low salía a la perfección, pero quedaba mucho tiempo.

El golpe fue duro para Chile, que perdió el dominio del juego para pasar a un capítulo mucho más igualado en el encuentro. Tres acciones consecutivas de Alemania dejaron constancia de lo notable del plantel centroeuropeo, que a pesar de todo pudo irse al descanso goleando, después de un inicio en el que se vio superado absolutamente por su rival.

Faltaban 45 minutos para decidir el encuentro y los abrazos de los chilenos al Chelo Díaz no hacían sino constatar el hambre de remontada que tenían los de Pizzi. No duraría el mediocentro del Celta mucho en el terreno de juego. Le sustituyó Valencia, que entró al tiempo que el encuentro se endurecía.

Siempre gana Alemania

Un rifirrafe entre dos compañeros como Kimmich y Vidal precedió a la acción más sucia del partido, y quizá de la Confederaciones. En una clara maniobra de intimidación, Jara le dejó el codo a Werner de manera indiscutible, pero Mazic, ni en primera instancia ni tras ver la repetición, decidió expulsar al defensor de Chile.

La sensación de dominio de los tiempos de Alemania contrastaba con el ímpetu del conjunto chileno, que provocaba un vuelco en cada acción de juego en la mitad de campo germana. No se notaban las piernas cargadas después del largo encuentro frente a Portugal, pero los minutos se acababan y la seguridad alemana, con Ter-Stegen al mando, una vez más, volvía a imponerse en un gran torneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s